martes, 16 de octubre de 2012

Bendice a los niños

                                          Nos dice la Biblia: "...Tomó a los niños en sus brazos y des- pués de poner sus manos sobre la cabeza de ellos, los bendijo" .Es interesante que este episodio tiene lugar después de que Jesús enseñara acerca del tema del divorcio. ¿Es posible que la Biblia lo relate en ese orden para destacar que hogares rotos producen
hijos desadaptados? Con demasiada frecuencia los niños se encuentran atrapados en medio de las peleas de los padres. A menudo usamos a los hijos como armas para herir al otro cónyuge. Esto nos recuerda la Guerra del Golfo, donde varios soldados murieron accidentalmente a manos de su propio bando militar. A eso se le denomina "fuego aliado" o "fuego amigo" ¿Que hay de amigable en desangrarse en la arena de un país extranjero? ¿Que queremos decir con esto? . Que el divorcio debería de ser el último recurso, no la primera alternativa. Crecemos en gracia cuando damos y perdonamos, cuando sacrificamos nuestros propios intereses y damos preferencia a los de nuestro cónyuge.
                                              Jesús, a quien lo vemos normalmente tratando problemas de adultos, interrumpe su apretada agenda para bendecir a unos niños. No les aconseja,sencillamente los toca, porque hay poder en el toque.Reconozcamos a todas eses personas maravillosas que trabajan con niños,puesto que es una gran vocación.Pero nosotros mismos no nos olvidemos de influir en su vida positivamernte
con una palabra de esperanza y una sonrisa de aliento.Quizás sean las únicas que algunos vayan a recibir en toda su vida. No los lastimes porque son el futuro. Estás edificando una casa en la que tú algún día tendrás que habitar.¿Te esta hablando hoy el Señor?       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada